Máster Gratuito en Marketing Digital

En la madrugada del pasado sábado, efectivos de la policía provincial irrumpieron en el asentamiento de barrio Nueva Esperanza (ubicado al noroeste de nuestra ciudad) intentando desalojar a los vecinos y vecinas que allí viven.

Según relatan las victimas de tan brutal acto, los efectivos policiales ingresaron sin orden de desalojo, destruyeron las precarias viviendas y golpearon a hombres, mujeres y niños.

Cabe destacar que el terreno es motivo de disputa por empresas desarrollistas que quieren quedarse con la tierra con fines corporativos erradicando a las personas que allí viven y no tienen los medios para adquirir alguno de los lujosos departamentos que se ofrecen.

Esta mañana, la cooperativa se presentó en el edificio de Tribunales II junto al abogado Claudio Orosz y letrados miembros de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y de La Bisagra. En el acto se presentaron dos escritos judiciales.

Hablamos con Ariel Murúa, referente de los vecinos y vecinas que nos decía lo siguiente.