Máster Gratuito en Marketing Digital

Como lo venían advirtiendo miembros del sector de la cadena de producción de la carne vacuna, destacando que el precio al consumidor se hallaba atrasado, dado que había aumentado menos que la inflación, en poco mas de dos meses de transcurrido el 2019, el precio de la carne se elevó alrededor de un 25%.

Ante la situación económica en deterioro, la caída del poder adquisitivo de los salarios, y frente a una inflación que no se detiene, desde el sector concretaron los aumentos en los diferentes segmentos de la cadena de producción. La subas para el consumidor minorista fue de menos de la mitad, subas bruscas que repercutieron en el consumo.

Por otro lado, cabe destacar que en el último año se produjo el cierre de más de mil carnicerías, según informó un dirigente del sector.