Máster Gratuito en Marketing Digital

Se llevó cabo el lanzamiento de la campaña por la declaración de emergencia en violencia contra las mujeres. Durante el 2018 hubo 259 femicidios y en lo que va del año ya se lamenta más de 22 casos de mujeres asesinadas.

Desde la campaña expresan: “Sufrimos violencia intrafamiliar y el 18% de las mujeres hicieron denuncia por violencia de parte de su femicida previo a que este las mate. Y aun así, el Estado no lo evitó. En algunos casos las mujeres conseguimos una perimetral o un botón antipático, pero aun así nos siguen matando”.

En nuestro programa diario “La hora de las villas y los barrios” entrevistamos  Glenda Henze, referente del Partido del Pueblo y el Trabajador que integra la asamblea de mujeres por la declaración de la emergencia nacional YA. Nos expresó acerca de cual es la propuesta que se quiere llevar adelante:

Proyecto de declaración de Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres:

Presupuesto: Asignar partidas presupuestarias extraordinarias para desplegar las medidas necesarias de asistencia y prevención. También permitiría “reasignar” presupuesto.

Refugios: Crear en todo el territorio nacional centros de día y refugios como instancias de tránsito para la atención y albergue de las mujeres víctimas de violencia para aquellos casos en que la permanencia en su domicilio implique una amenaza para su integridad.

Patrocinio Jurídico: Puesta en funcionamiento del cuerpo de abogados y abogadas para atender a víctimas de violencia, creado por ley pero nunca reglamentado.

Ayuda económica: Disponer para las mujeres en situación de violencia de una asignación económica mensual equivalente a un Salario Mínimo, Vital y Móvil, entendiendo que una de las principales consecuencias de la violencia doméstica es el aislamiento del ámbito laboral y social.

Promotoras territoriales en prevención de violencia: Proponemos que se incorpore un plan nacional de promotoras comunitarias en prevención y acompañamiento de mujeres en situación de violencia, siendo esta una tarea remunerada. La mayoría de las veces somos las mismas mujeres las que acompañamos a nuestras pares en este proceso y eso no es reconocido por el Estado.

 

(Video de la entrevista a Glenda Henze)