Máster Gratuito en Marketing Digital

En sesión extraordinaria ante el advenimiento del fin de semana largo, hoy se reunieron los concejales de los diferentes bloques para tratar la aprobación del boleto de transporte urbano de pasajeros y la derogación de la Ordenanza N° 11.988.

A partir de las 8 horas del día miércoles 7 de diciembre, el Concejo Deliberante sesionó en una jornada extraordinaria para concretar el debate por el aumento del boleto de transporte urbano de pasajeros  a $12.55 y la derogación de la Ordenanza N° 11.988 que prevía la aplicación del Banco Municipal de Inmuebles desde el 2011.

A favor de la derogación del Bando de Inmuebles, votaron los bloques UCR-PRO y Frente de Acción Solidaria y lo hicieron en contra Unión por Córdoba, Movimiento ADN y Fuerza de la Gente.

Ante esto, el Concejal Eduardo Serrano de UPC expresó: “A pesar del fallo a favor de las organizaciones sociales que lucharon por la vigencia del Banco de Inmuebles, tanto ellos como nosotros desde la oposición hemos sido charlados y vapuleados con mesas de diálogos que nunca existieron para sacar una Ordenanza que beneficie a los desarrollistas”.

En discrepancia, Lucas Cavallo de Juntos por Córdoba, manifestó: “Es la primera vez que les estamos dando un porcentaje de ingreso de impuestos y dinero en efectivo para favorecer notablemente a las organizaciones sociales”.

Mientras tanto, la oposición también se negó a aprobar el aumento del 37% en la tarifa del transporte urbano de pasajeros. Sin embargo, el Oficialismo se impuso en cantidad de votos y logró aprobar el incremento en el boleto que comenzará a regir a partir de la semana que viene.

En base a esto, el Concejal Tomás Méndez del Movimiento ADN explicó: “El boleto de transporte urbano de pasajeros, en estas circunstancias de estancamiento e inflación, es absolutamente inviable porque el Estado debe garantizar ese servicio así también como la salud y la educación. Si no tenés transporte no hay educación, ni salud gratuita”.