Las principales causas de los cierres son el aumento de las tarifas de los servicios, los altos costos de los alquileres, la caída abrupta del consumo y las ventas.