Ocho trabajadores de la planta de residuos cloacales fueron imputados penalmente a raíz de una denuncia generada por Daniel Bardagi, Director de redes Sanitarias del Municipio, que responsabiliza a los obreros por el mal funcionamiento de Bajo Grande. Además, el Ejecutivo les abrió un sumario