Se registraron alrededor de 5.000 hectáreas afectadas y 23 evacuados, siendo uno de los peores incendios en lo que va del año.