Con el freno que se le dió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la resolución para “legalizar el gatillo fácil”, declarándola inconstitucional, se sentó un precedente que puede servir para el resto de las provincias. A través de una presentación que realizaron