La jornada de reclamo tuvo el apoyo de diferentes organizaciones sociales e incluso contó con la presencia de miembros de la Iglesia y del referente de la CGT, José Pihen.