Máster Gratuito en Marketing Digital

Ocho años de prisión fue la condena que recibió un exjefe penitenciario bonaerense. Fue condenado a 8 años de prisión por haber torturado a un preso en su despacho de la Unidad Penal 23 de Florencio Varela en 2001, porque no quería que fuera atendido por médicos, a pesar de que padecía una enfermedad crónica, informaron fuentes judiciales.

El condenado es Simón Francisco Ferreyra (56), exjefe de vigilancia del penal, quien fue hallado culpable del delito de torturas al cabo del segundo juicio oral realizado por el caso, ya que había sido absuelto en un proceso anterior que fue anulado por la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires.

Los voceros informaron a la agencia Télam que por unanimidad el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Quilmes condenó a Ferreyra por las torturas cometidas contra el preso Eduardo Alberto Ferraro (50), quien salió en libertad en 2005 y murió en 2009.

La fiscal Mariel Calviño había solicitado en su alegato 10 años de prisión para el ex-penitenciario, que continuará en libertad hasta que el fallo quede firme.

Según las fuentes, la funcionaria judicial pidió la misma pena que había requerido su colega del primer juicio en el que Ferreyra salió absuelto, cuyo veredicto fue ratificado en la Cámara de Casación y luego revocado por la Corte provincial.

El hecho
Los jueces Mónica Rodríguez, Juan Martín Mata y Gustavo Farina, dieron por acreditado que en 2001 Ferraro padecía asma crónica y que a raíz de ello sufrió varios “paros respiratorios” mientras estuvo en uno de los pabellones comunes de la prisión.

Fuente: Infosurdiario.com.ar